Próximos Cursos y Talleres

SQA- Definición e Implementación

CARGA HORARIA: 15 HORAS CRONOLÓGICAS.
FECHAS: 19, 21, 23, 26 Y 28 OCTUBRE 2020.
HORARIO: 18:00 HS A 21:00 HS.

Gestión Ágil de Proyectos con SCRUM

CARGA HORARIA: 15 HORAS CRONOLÓGICAS.
FECHAS: 5, 7, 9, 12 Y 14 OCTUBRE 2020.
HORARIO: 18:00 HS A 21:00 HS.

Testing Automatizado con Selenium

CARGA HORARIA: 15 HORAS CRONOLÓGICAS.
FECHAS: 9, 11, 13, 16 Y 18 NOVIEMBRE 2020.
HORARIO: 18:00 HS A 21:00 HS.

¿Te interesa alguno de estos cursos?

Nuestros Cursos, Capacitaciones y Talleres

1. Definición, implementación y mejora de Procesos

Acompañamos en el relevamiento de los procesos de la organización a través de entrevistas o auditorías de procesos, para luego diseñar y definir las oportunidades de mejora a implementar en sus proyectos, considerando las metodologías que mejor se adapten al negocio, tanto en ciclos de vida tradicionales como enfoques ágiles de gestión de proyectos.

Los procesos se presentan en flujos de trabajo que pueden ser implementados en herramientas de gestión o trabajo colaborativo, como JIRA, Sharepoint, etc.

Tanto el diagnóstico como la definición e implementación consideran todos los subprocesos claves del ciclo de vida:

  • Administración de Requerimientos
  • Gestión de Proyectos, Monitoreo y Control
  • Gestión de Riesgos
  • Aseguramiento de Calidad
  • Gestión de Configuración
  • Gestión de métricas

2. Gestión de Proyectos

Un proyecto comprende una suma específica de actividades diseñadas para lograr un objetivo con un alcance, recursos, inicio y final establecidos.

El objetivo principal de la Gestión de Proyectos es administrar, planificar, coordinar, seguimiento y control de todas las actividades y los recursos asignados para la ejecución del proyecto de una forma que se pueda cumplir con el alcance en el tiempo establecido y con los costos presupuestados.

Los proyectos son independientes de la actividad diaria empresarial, por lo que se requiere que se organicen una serie de reuniones para ver cuáles son los objetivos específicos del proyecto. Para que el proyecto tenga éxito es esencial que se realice un trabajo en equipo eficiente. La manera en la que la gestión de proyectos dirigirá el trabajo depende de varios factores, entre ellos: la escalabilidad (la posibilidad de que el proyecto crezca), la importancia y la complejidad de las tareas.

El negocio de la compañía también es un factor determinante en la Gestión de Proyectos, donde la decisión de un enfoque de gestión ágil con un esquema horizontal, o una gestión vertical con grupos de trabajo especializados, determinarán la capacidad de los equipos de alcanzar con éxito los objetivos trazados por la empresa.

3. Aseguramiento de Calidad

El Aseguramiento de la Calidad del Software es el conjunto de actividades planificadas y sistemáticas necesarias para aportar la confianza que el software satisfará los requisitos dados de calidad. Este aseguramiento se diseña para cada aplicación antes de comenzar a desarrollarla y no después. El Aseguramiento de la Calidad del Software engloba:

  • Un enfoque de Gestión de Calidad basado en un Proceso de Aseguramiento de Calidad.
  • Aseguramiento de Calidad en múltiples entornos web y mobile.
  • Métodos y herramientas de Testeo, tanto para la gestión y seguimiento de defectos, como para la realización de pruebas No Funcionales.
  • Revisiones técnicas formales en el proceso del software.
  • Una estrategia de prueba escalable.
  • Automatización de pruebas cuando el proyecto se encuentra estabilizado.
  • El control de la documentación del software y de los cambios realizados.
  • Procedimientos para ajustarse a los estándares de desarrollo del software.
  • Mecanismos de medición y de generación de informes.

4. Testing de Software

Las pruebas de software comprenden el conjunto de actividades que se realizan para identificar posibles fallos de funcionamiento, configuración o usabilidad de un programa o aplicación, por medio de pruebas sobre el comportamiento del mismo.

Los sistemas informáticos, programas y aplicaciones han crecido a niveles inimaginables en complejidad e interoperabilidad, con lo cual también se han incrementado las posibilidades de defectos a simple vista insignificantes, pero que pudieran adquirir proporciones catastróficas.

Además factores como el uso de software de terceros desde aplicaciones móviles han añadido niveles adicionales de complejidad y por ende incrementado los posibles puntos de fallas.

Frente a esto, el reto de los profesionales de Testing de Software es modernizar sus metodologías, tecnologías y herramientas que les permitan automatizar tareas, ejecutar ciclos de pruebas más rápidos y así reducir al mínimo las posibilidades de errores en el Software.

Desarrollamos una metodología de prueba de Software basada en estándares internacionales formando áreas de Testing independientes y en integración con Agile Testing para metodologías ágiles.

5. Gestión de Proyectos Ágil - SCRUM

El principal problema que se presenta cuando se desea implementar metodologías ágiles es cómo adaptar la estructura organizacional, los roles ya establecidos y el proceso de desarrollo de software para que incorpore los principios ágiles.

Esta metodología, es un marco de trabajo de procesos ágiles que trabaja con el ciclo de vida iterativo e incremental, donde se va liberando el producto por pares de forma periódica, aplicando las buenas prácticas de trabajo colaborativo (en equipo), facilitando el hallazgo de soluciones óptimas a los problemas que pueden ir surgiendo en el proceso de desarrollo del proyecto.

Con la gestión ágil Scrum se realizan entregas regulares y parciales (sprints) del producto final, todas ellas con una prioridad previamente establecida que nace según el beneficio que aporten al cliente, minimizando los riesgos que pueden surgir de desarrollos extremadamente largos. Es por tal motivo, que Scrum está especialmente indicado para proyectos en entornos complejos, donde se necesitan obtener resultados de manera inmediata y donde son fundamentales los siguientes aspectos: la innovación, la productividad, la flexibilidad y la competitividad.

6. Gestión de Requerimientos

La gestión de requerimientos establece lo que el sistema debe hacer en cuanto a procesos, consultas, reportes, alarmas, interfaces, restricciones de seguridad y algunos otros elementos que la organización necesite, por lo que si no se identifican de manera correcta, el software no proporcionará al usuario la funcionalidad esperada; además si no se determinan de manera completa y clara no se conocerá el alcance ni será posible estimar la dimensión real del proyecto.

Trabajamos sobre la Ingeniería de Requerimientos de manera detallada, alineando los procesos con los estándares internacionales y generando documentación de Requerimientos confiable, escalable y con gestión de cambios.

7. Gestión de Riesgos

La principal responsabilidad de un líder de proyectos es controlar la gestión de los riesgos. Esto es, el proceso de identificación, análisis y capacidad de respuesta ante todos los posibles factores de riesgo que se podrían presentar durante el proyecto. La correcta gestión de los riesgos permite no solo que se reduzca la posibilidad de aparición del factor de riesgo sino también la de su impacto. A partir del conocimiento de estos riesgos se puede definir si un proyecto es viable o no, es por esto que la gestión de los riesgos es una responsabilidad de todo el equipo de proyecto, que debe ser gestionada durante todo el ciclo de vida.

8. CMMI

El CMMI (Capability Maturity Model Integration) es una modelo que se ha convertido en un estándar de la industria para facilitar el control de rendimiento de empresas en el sector de Tecnologías de la Información, con la implantación de este tipo de metodología se busca el desarrollo de Áreas de Proceso fiables que sean clave para el funcionamiento y productividad de la empresa, por lo que se consigue mejorar el proceso mediante un lenguaje que se amolda a los procesos de la gestión y software de este sector.

Como cualquier otra metodología de calidad de esta índole se necesita de la participación de toda la empresa y contar con los recursos disponibles para poder desarrollarla, como personal, formación, con una buena implicación de la dirección como base para concienciar a todos los componentes que conforman la empresa.

La aplicación de CMMI puede involucrar tanto la certificación como solamente la implementación de sus buenas prácticas en beneficio de los proyectos de la organización.